“Hasta hace 40 años fuimos un club, luego debimos empezar de nuevo”

Dijo Matías Ferrazzini, presidente del Club Náutico, en el programa El diálogo de hoy

 

“La pandemia no es lo peor que nos ha pasado. Hasta hace 40 años fuimos un club, luego debimos empezar de nuevo”, afirmó el presidente del Náutico, Matías Ferrazzini en el programa radial El diálogo de hoy.

El club cumplió 85 años la semana pasada y este año se conmemoraron los 52 años del inicio del rugby en la institución.

“Desde el año pasado estábamos planeando los festejos del 85º aniversario”, explicó Ferrazzini. Sin embargo, la fiesta quedó para otro momento, mientras el club intenta volver a la actividad plena en el marco de las restricciones impuestas por el gobierno nacional por el Covid-19.

Sin embargo, el presidente de la institución recordó que la peor situación que les tocó atravesar fue la inundación de 1980, cuando el agua arrasó con las edificaciones del club en la ribera.

“Sólo nos quedó la pileta y la botera, después, el agua se llevó todo”, dijo Ferrazzini, quien indicó que la cuarentena los ha impactado “como a todo el mundo”, pero que de a poco han vuelto a ponerse en marcha la mayoría de las actividades.

Señaló que con sus correspondientes protocolos, ya se pueden realizar actividades náuticas, tenis, equitación, rugby y hockey.

“Lo único que no han vuelto han sido las competencias”, afirmó Ferrazzini y agradeció el apoyo de los socios, que han seguido sosteniendo financieramente a la institución.

 

Incertidumbre

El presidente del Centro Cultural Necochea, Juan Marraro también estuvo en el programa El diálogo de hoy, que se emite de lunes a viernes de 9 a 11 por La Costa FM.

Habló de la incertidumbre de la institución debido a que no se sabe aún cuándo podrá volver a abrir sus puertas.

Esta semana la entidad recibió una notificación de que la Conabip aprobó el proyecto presentado por el Centro Cultural para la adecuación del espacio en la biblioteca para poder abrir sus puertas al público y mantener el distanciamiento requerido por los protocolos.

“Recibimos un subsidio de 20.000 pesos para realizar las adecuaciones, pero todavía estamos esperando que nos habiliten”, dijo Marraro.

El Centro Cultural había presentado su protocolo ya en marzo y mientras la ciudad estuvo en fase 5 tenía esperanzas de poder volver a abrir, pero ahora no existen ninguna certidumbre.

Mientras tanto, la institución continúa con su protocolo de entrega de libros mediante la modalidad delibery.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.