“Hay que seguir trabajando y no patear los problemas para dentro de unos años”

Dijo el delegado de Quequén, Bernardo Amílcar, en el programa El diálogo de hoy

 

“Se venía trabajando y las obras ya estaban contratadas”, dijo el delegado municipal de Quequén, Bernardo Amílcar, en el programa El diálogo de hoy, en referencia al mantenimiento y puesta en funcionamiento de algunos pozos de agua que solucionarían el conflicto generado con los vecinos.

Tras dos jornadas de protestas en las que vecinos de Quequén llegaron a cortar el tránsito por los puentes Colgante y Rocha, desde el municipios se anunciaron obras en un plazo de 7 días para solucionar al menos el problema del flujo de agua.

Al respecto, Amílcar afirmó que se está esperando la llegada de bombas nuevas para la puesta en marcha de dos pozos, mientras que se trabaja para reparar otros dos.

“Se está trabajando en el pozo 46, de la plaza de los Niños”, indicó. Y dijo que con ese pozo se podrían solucionar los inconvenientes en un sector importante Quequén.

Por otra parte habló del mantenimiento de los pozos 27 y 28, ubicados en el sector de los llamados silos subterráneos, que proveen de agua a Estación Quequén.

Y también señaló que se trabaja en el pozo 29, ubicado precisamente al lado del estadio Carlos Cuomo, que se encuentra fuera de servicio desde hace varios años debido a un robo y vandalización de toda la instalación.

“Por otra parte, el intendente Arturo Rojas autorizó la excavación de un nuevo pozo en la zona del Hospital Irurzun”, señaló Amílcar.

El delegado Amílcar admitió que los problemas con el servicio de agua potable son de larga data en Quequén, pero afirmó que se viene trabajando desde diciembre del año pasado en el tema.

“Uno de los problemas que tenemos y que debemos solucionar, es que cada vez que se corta la energía eléctrica, los pozos quedan fuera de servicio. Antes para ponerlos otra vez en marcha había que ir pozo por pozo, ahora esto se ha automatizado. Eso es una mejora que se ha logrado”, dijo Amílcar.

Por otra parte, también se refirió a los inconvenientes generados por las pérdidas de agua debido a las conexiones clandestinas.

Además, Amílcar se refirió a uno de los temas que dio origen a las protestas de vecinos, que fue la falta de un camión regador para las calles.

Indicó que, pese a lo que dijeron los vecinos, sólo hay dos camiones regadores en la ciudad y que debido a ello se realizó una llamado a concurso para contratar un servicio privado para los meses de enero y febrero.

No obstante, afirmó que debido a lo ocurrido esta semana, se realizará una contratación directa de un camión por 20 días.

Amílcar indicó que todos estos inconvenientes sólo se pueden solucionar con trabajo. “Hay que seguir trabajando y no patear el problema para dentro de unos años y que se tenga que hacer cargo otro”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.