“Las pequeñas acciones nos muestran la desidia de años”

Señaló el intendente Arturo Rojas en el programa El diálogo de hoy, en el que habló de la economía municipal, el Casino y la pandemia, entre otros temas

“Los vecinos no lo pueden creer, no reconocen el lugar”, afirmó el intendente Arturo Rojas sobre los comentarios que recibió luego de que esta semana la comuna retirara los autos estacionados durante años en la plazoleta de avenida 58 entre 61 y 63.

“Las pequeñas acciones nos muestran la desidia de años”, dijo el jefe comunal sobre una decisión política que se pudo concretar en unos días y cambió el aspecto de este sector céntrico, así como el de la calle 8 entre 83 y 85, donde también se retiraron vehículos del frente de la Comisaría Tercera.

En su visita al estudio de La Costa FM, el intendente Rojas habló sobre diferentes temas en el programa El diálogo de hoy.

Recordó que hace un año estaba en plena campaña política y “sabíamos con lo que nos íbamos a encontrar y pensábamos que el ordenamiento financiero nos iba a llevar dos años”.

Pero la realidad, explicó fue peor de la que se pensaba: 1.050 millones de deuda, 234 millones de fondos afectados y obras inconclusas que venían de 2016.

“Incluso nos encontramos con un acta apócrifa de inicio de obra de la avenida 59”, señaló Rojas, quien indicó que al respecto se irá a fondo con los responsables.

Luego de un verano intenso, cuando parecía parecía que se podría comenzar a poner en movimiento el aparato municipal, inesperadamente, llegó la cuarentena. “Y nos puso a prueba como equipo. Hubo un esfuerzo enorme”, señaló.

Pese a la emergencia sanitaria ya declarada antes de la pandemia, explicó el Intendente, “pasamos de tener tres a 15 respiradores y creamos una sala de cuidados progresivos”.

En ese sentido, dijo que la realidad hospitalaria tampoco era la que esperaban. “De las seis camas de terapia intensiva que supuestamente había, una estaba inutilizada y solo dos tenían respirador, pero perdían aire por la mangueras”.

No obstante ello, dijo Rojas, no sólo se logró fortalecer el sector, sino que se cuenta con el personal idóneo y como prueba de ello indicó que en este momento en que los números del Covid-19 comienzan a crecer en la ciudad, “tenemos tres personas en cuidados progresivos”.

Aunque lamentó que por la situación de la región, “tenemos resultados de hisopados pendientes de 4 o 5 días”.

 

Seguir en movimiento

“La pandemia empieza ahora. Sabemos que hay cansancio y hay hartazgo de la gente”, explicó Rojas, quien hizo hincapié en la necesidad de cuidarse y de la responsabilidad individual.

Pero, señaló, “hemos aprendido que no podemos cerrar actividades, que tienen que seguir funcionando, con un protocolo, pero seguir funcionando”.

“Llevamos más de dos semanas manteniéndonos en fase 5, somos la única ciudad con esta cantidad de habitantes que lo ha hecho”, indicó el Intendente, quien señaló que la semana que viene Necochea retrocedería a fase 4.

“Lo que no tenemos que hacer es volver a la fase 3”, dijo Rojas, quien piensa que a medida que avanzan los contagios habrá que buscar otras soluciones alternativas al aislamiento total y al cierre obligatorio de comercios.

Y en ese sentido, Rojas dijo que no puede pensar en un verano sin turismo, por ello ya ha mantenido reuniones con otros intendentes para empezar a trabajar en los protocolos.

Por otra parte, también se refirió al proyecto para cobrar para bajar a la arena y la necesidad de recaudar a fin de brindar servicios o afrontar gastos que hoy pagan todos los vecinos, vayan o no a la playa, como es el de los guardavidas.

Habló de la idea de extender los servicios hacia el Oeste y también de crear paradores entre la calle 71 y la escollera con el fin de dotar de baños y otros servicios al sector.

“De a poco tenemos que ir proyectando servicios”, afirmó el Intendente. “Estamos tratando de reactivar los convenidos vecino-municipio. Eso lo perdimos”.

Por otra parte, Rojas habló de la necesidad de “incentivar al sector privado”

 

El Casino

El Jefe Comunal dijo que a pesar de la pandemia se sigue trabajando en el proyecto para reactivar el Complejo Casino.

“El pliego lo tenemos armado. Ahora tenemos una reunión con los colegios profesionales. Se va a crear una comisión para que sean ellos los que hagan la tasación”, indicó.

Dijo que luego el pliego de licitación será público, para que pueda participar cualquier empresa del país.

También señaló que la idea de demoler el complejo no es viable. “Si evaluamos los costos de tirarlo, nos encontramos que demolerlo en su totalidad es muchísimo más caro que reconstruirlo”, afirmó.

Señaló que los empresarios que participen de este proyecto “van a quedar como héroes de la ciudad”, por el “valor simbólico” de reconstruir ese espacio.

Indicó incluso que las dos empresas concesionarias de las máquinas de juego están interesadas en el proyecto.

“Con los recursos vamos a poder hacer muchas obras y el logro no va a ser de Arturo Rojas, sino de todos los que apoyen el proyecto”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *