“La situación conmueve, pero desde la cooperadora seguimos colaborando”

Señaló Marta Iriberri en el programa El diálogo de hoy

 

La presidenta de la asociación cooperadora del Hospital Municipal, Marta Iriberri brindó detalles en el programa El diálogo de hoy, de los elementos donados al nosocomio en el marco de la pandemia de coronavirus.

Explicó que a través del Centro de Acopiadores se pudieron adquirir 6 camas que había solicitado la propia secretaria de Salud, Ruth Kalle, para el área de terapia intermedia.

Indicó que el destino original de la donación era para la compra de respiradores, pero que debido a las limitaciones de esta venta de equipos impuesta por el gobierno nacional, se pudo redirigir rápidamente el dinero a la adquisición de las camas.

“Así que del viernes, cuando recibimos el pedido, al lunes, pudimos solucionarlo”, indicó Marta durante la transmisión de El diálogo de hoy, que emite de lunes a viernes de 9 a 11 por La Costa FM.

Y también señaló que por cuestiones meteorológicas y de logística se debió postergar la entrega de insumos y aparatología que iba a realizarse a las áreas de oncología, pediatría y maternidad.

“Es una donación realmente importante, porque se trata de aparatología e insumos por un valor de $6.000.000”, precisó.

“La situación en distintas partes del mundo conmueve, pero desde la cooperadora seguimos trabajando y colaborando”, concluyó Marta.

 

A distancia

“Los estudiantes no se habían inscripto para realizar un curso a distancia, pero nadie esperaba que ocurriera algo así”, afirmó Estefanía Otero, directora del Instituto de Formación Docente Nº 31.

La institución terciaria debió adaptarse rápidamente a las circunstancias planteadas por el Covid-19 para poder comenzar las clases.

Para lograrlo, explicó otero, “lo que hicimos fue actualizar una plataforma que ya teníamos pero que no utilizábamos de esta forma y de esta manera poder empezar las clases”.

La tarea no fue nada sencilla, teniendo en cuenta que hubo que crear 440 aulas virtuales para las 11 carreras que se dictan en la institución, que cuenta con 1.350 estudiantes y 120 profesores.

A esto hay que sumar la complejidad de las diferentes franjas etarias, la relación con la tecnología tanto de docentes como estudiantes y las cuestiones técnicas dispares, como contar o no con computadora, un teléfono inteligente o conexión a Internet.

No obstante, todavía hay varias cuestiones pendientes, como la designación de los titulares de varias carreras que no han podido comenzar, la realización de algunas mesas de exámenes y la incertidumbre de la extensión de la cuarentena.

“No tenemos todavía definido el tema de las acreditaciones, es decir, todavía no hablamos de las evaluaciones”, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.