Puerto Quequén ya es el más profundo del país

A 50 pies. Se trata de un logro histórico. Arturo Rojas confirmó que las dragas terminaron su trabajo. Más operativo y competitivo.

 

En el marco de la obra de profundización a 50 pies, tras trabajar ininterrumpidamente durante dos meses, quedando atracada en puerto a disposición para ultimar detalles, la draga IBN Battuta, una de las cortadoras más potentes del mundo, zarpó el pasado viernes a primera hora de la estación marítima, junto a su par de succión por arrastre Kaishuu. Una semana atrás había partido el otro equipo de succión, Afonso de Albuquerque.

El presidente del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, Arturo Rojas, explicó que “la IBN Battuta desarrolló la tarea de corte del material duro del fondo del canal e interior portuario, llevando la profundidad del mismo a 50 pies tal como exigía el pliego licitatorio y el contrato instrumental. Es un logro histórico. Gracias al esfuerzo de toda nuestra Comunidad  Portuaria y del sector agroexportador, Puerto Quequén es el más profundo de Argentina”.

Remarcando el hito histórico para la estación marítima y el sistema portuario argentino, Rojas valoró que “esta obra permitirá un puerto operativo casi la totalidad de los días del año, más competitivo, con más inversiones, con más empresas que se radiquen, redundando en más trabajo para la ciudad y la región”.

El próximo miércoles 4 de diciembre, con la presencia de las autoridades de la empresa adjudicataria Jan de Nul y los referentes de la comunidad portuaria y el sector agroexportador, el directorio del Consorcio de Gestión anunciará el final de obra.

 

Obra pública con financiamiento privado

Puerto Quequén es pionero en llevar adelante una obra pública financiada con el aporte del sector privado exportador y del Consorcio de Gestión y financiada por los bancos privados Macro y Banco de Inversión y Comercio Exterior (Bice).

Destacado dentro del eje competitividad del Plan Estratégico 2016-2026 de la estación marítima, la profundidad a obtener en el canal exterior y el interior portuario, aproximadamente de 15,24 metros -50 pies-, está siendo relevada por las últimas batimetrías.

El titular de la estación marítima remarcó que “la profundización incrementará los estándares de seguridad náutica, disminuirá el tiempo de espera de las embarcaciones y brindará aún más previsibilidad para toda la cadena agroexportadora, generando un gran impacto socio económico regional, provincial y nacional”.

 

Cómo se realizó la obra

La draga de succión con cortador IBN Battuta, de bandera de Luxemburgo, con una eslora de 138,5 metros y 36 de manga, equipada con un cabezal de corte giratorio, cortó y fragmentó el suelo y las rocas más duras.

Durante el dragado, permaneció en el mismo lugar, asegurado por una espita bajada en el fondo marino. Por medio de tornos y anclajes, la draga oscila hacia los lados y la cabeza de corte corta y elimina el suelo.

Luego de que la draga cortadora finalizara los trabajos de corte en sesenta días, su par de succión por arrastre Afonso de Albuquerque avanzó a paso firme con el retiro del material del interior portuario y el canal de acceso.

Preparada para intervenir sobre suelos blandos y sueltos, con una eslora de 89,3 metros y una manga de 22 metros, es la primera del planeta que cuenta con un sistema de filtrado de gases que logra una reducción certificada del 99% de las partículas residuales de la combustión.

Ratificando el compromiso del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén con el medio ambiente y el desarrollo sostenible, Rojas resaltó que “no solo logramos la profundización, sino que lo hicimos con un equipo de vanguardia de la empresa Jan de Nul, cumpliendo con las normas ambientales de la Organización Marítima Internacional (OMI) y con la norma Euro V”.

Finalizada la remoción del material cortado, arribó días atrás la draga Kaishuu para proceder al retiro del material blando.

 

Trabajo coordinado

Con miras a optimizar la logística portuaria ante la obra pública más importante desde la creación del Consorcio, el gerente General Oscar Morán y el coordinador técnico del ente portuario, Pedro Ganga, acompañados por Marcelo Persichini, autoridad de la empresa belga Jan de Nul, realizaron periódicamente reuniones con los miembros de la comunidad portuaria, agentes marítimos, permisionarios y concesionarios, organismos de control, gremios, cámaras portuarias, prestadores de servicios, personal del faro.

Considerando que la draga operó durante las 24 horas, Oscar Morán remarcó que “necesitábamos contar con un marco de respeto y colaboración para el ordenamiento de los procedimientos logísticos y la coordinación superó las expectativas. Hay que destacar que mientras trabajaban en conjunto tres dragas en nuestro puerto, casi todos los meses del año superamos nuestros registros operativos, sea en número de buques o en toneladas por período”.

A una semana de dejar su función como titular del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén y asumir como intendente de Necochea, Arturo Rojas concluyó: “Todo lo que anunciamos durante nuestra gestión, hoy son promesas cumplidas”.